Apaneca

Apaneca es una pequeña villa del departamento de Ahuachapán, es una clara muestra de la hermosura de la zona occidental de El Salvador y su potencial turístico.

Cualquiera que sea su rumbo, sea por Santa Ana (vía Los Naranjos), Ahuachapán o Sonsonate, el camino propicia en el viajero un ánimo de increíble paz.

Apaneca, Ahuachapán, El Salvador.

Qué significa Apaneca

El nombre Apaneca proviene de los vocablos náhuatl APÁN “río” y ECHECAT “vientos” osea RIO DE VIENTOS, debe su fundación a Pedro de Alvarado, en 1524. En el lugar habían asentamientos indígenas antes de su llegada.

Situada a 1,470 msnm constituye la población más elevada de la nación. Las ocupaciones de los habitantes de esta villa giran primordialmente en torno al café, por lo durante los meses de octubre y febrero tiene allí las actividades comerciales y laborales.

El visitante hallará sin duda atractivo en la laguna verde (en el cráter del Cerro de las Águilas) situada a mas de 1700 msnm los adeptos al montañismo pueden vivir una emocionante experiencia al escalar el desafiante Chichicastepeque como también con la laguna de las ninfas otro paisaje que demuestra la hermosura de esta villa.

Lee también:  Suchitoto, una ciudad cultural

A 3 kilómetros de la villa encontramos un cráter volcánico extinto llamado Hoyo de Cuajusto en donde podrá admirar una bella vista hacia el occidente de la nación.

Podrá recorrer sus tranquilas calle en las cuales podrá observar a varios artesanos locales que demuestran su arte en madera tales como pino, ciprés y cedro. Lo invitamos a que conozca esta bello paisaje del occidente de la nación que sin duda al conocerla volverá nuevamente.

Qué ofrece Apaneca

En Apaneca podrá disfrutar de un clima y ambiente fresco el cual se combina con la tranquilidad de sus calles y la amabilidad de su gente por lo que es el lugar ideal para descansar y relajarse.

Su iglesia, así como otras construcciones, es de la época colonial. Cuenta con hoteles y restaurantes así como viveros alrededor de la Villa en los cuales se puede apreciar la flora nativa.

Existe una Ruta Ecologica en la cual se visitan las dos lagunas naturales de la zona, Laguna de las Ninfas y la más grande Laguna Verde, también se puede observar el orificio de un cráter extinto y el bosque Tunco de Monte en donde existe variedad de vida silvestre. Esta caminata puede durar unas tres horas y media.

Lee también:  Chalchuapa, un lugar arqueológico, cultural y religioso

En la zona se sirve la sopa de gallina india y carne de aves de corral aderazados con condimentos especiales, frijoles fritos con “cuajada” (un tipo de queso muy típico de El Salvador), sin olvidar la taza de café hecho de granos de los cultivos cercanos famosos en los mercados mundiales.

Cómo llegar a Apaneca

Existen dos maneras de llegar a la Villa de Apaneca; una es vía Ahuachapán, partiendo de San Salvador se toma la Autopista a Santa Ana y cruzando esta ciudad (la segunda ciudad del país) se llega hasta la ciudad de Ahuachapán desde la cual se desvía.

La otra alternativa es vía Sonsonate haciendo un recorrido de 90 kilómetros desde San Salvador hacia Apaneca, pasando por pintorescos pueblos como Nahuizalco y Juayúa; esta ruta ofrece al viajero la oportunidad de apreciar la zona cafetalera más rica de El Salvador.

Apaneca es un sitio muy especial en El Salvador. Esperamos que venga a descubrir mas que un paisaje, un poema; mas que una brisa, una canción; mas que un pueblo, un sentimiento.


También podrías leer...

Deja un comentario

estadisticas