Iglesia El Rosario, San Salvador

La Iglesia El Rosario, es una llamativa estructura moderna que se encuentra ubicada en el pleno centro de la ciudad de San Salvador, específicamente entre la 4a. calle Oriente, y 6a. Av. Sur. Es considerada como patrimonio del Centro Histórico por su controversial diseño que rompe con lo tradicional.

Esta  iglesia actual fue construida desde 1964, se trata de una obra de Rubén Martínez Bulnes, un arquitecto y escultor salvadoreño, quien diseñó la construcción de la parroquia con un diseño diferente a los templos católicas de la época, hechos en forma de cruz.

Iglesia El Rosario, San Salvador

Parte exterior de la Iglesia El Rosario, San Salvador

La infraestructura de la Iglesia El Rosario tiene una curvatura perfecta, lo cual se debió al terreno designado para la construcción de la obra; está diseñada como un puente, donde solo fueron utilizados hierro, concreto y trozos de vitral traídos de Francia, especialmente para ese proyecto, cuenta su autor , el arquitecto Martínez.

La primera catedral de San Salvador

Sin duda alguna uno de los datos más curiosos sobre este sitio, es que ahí se ubicó la primera catedral de San Salvador.

Entre 1528 y 1545, donde se encontraba la Ciudad Vieja, al sur de Suchitoto, estaba la antigua iglesia parroquial de la villa de San Salvador, y cuando la población de ese lugar se trasladó a donde hoy es el centro histórico de la capital, fue construida otra iglesia al oriente de la Plaza Libertad.

Dicha iglesia fue destruida por los terremotos de 1776 y 1798, luego modificada en 1808 y 1818, cuando fue erigida como parroquia por José Matías Delgado y de León, quien durante esa época tenía los cargos de cura rector, vicario provincial, juez eclesiástico, y comisario del santo oficio.

Lee también:  ¿Cómo produce energía eléctrica El Salvador?

Y fue hasta 1842, bajo la bula (documento) papal de Gregorio XVI, que se creó el Obispado de San Salvador, y construida con la forma tradicional de cruz griega de cuatro cuerpos, en ese momento es que la iglesia El Rosario fue designada como Catedral Metropolitana, bajo la jerarquía de Monseñor Jorge de Viteri y Ungo.

Fueron muchos los terremotos que dañaron la estructura, desde 1815 hasta el llamado terremoto de San José, en 1873, cuando fue destruida en su totalidad.

Ya para ese momento edificaron una nueva iglesia construida de madera, con las formas tradicionales de cruz.

El Rosario dejo de ser la catedral y la trasladaron a las instalaciones del convento de Santo Domingo, al norte del parque Central, ahora plaza Gerardo Barrios. Esto sucedió en 1880.

Una construcción única

Fue en la época de los años 1960, cuando en el país se construían varias iglesias, y la única que estaba apegada a las normas del Concilio Vaticano II era la Parroquia Nuestra Señora de El Rosario, por estar construida con el altar de cara al pueblo.

Iglesia El Rosario, San Salvador

Parte interior de la Iglesia El Rosario, San Salvador

Según comenta Rubén Martínez, el encargo de la construcción de la nueva iglesia fue Fray Francisco Peinador. El religioso le pidió a Luis Emilio Cuéllar, también arquitecto de la época, que la edificará. Cuéllar era socio de Martínez Bulnes.

El espacio asignado para dicha edificación era un rectángulo, que en nada se adaptaba a las normas conciliares.

En noviembre de 1964, luego de una conversación con Fray Peinador, un hombre de carácter muy fuerte, los planos de la iglesia fueron llevados al Vaticano para que permitiera que se construyera de forma inusual a lo tradicional.

Lee también:  La economía de El Salvador

En 1971 finalizó la construcción de la parroquia Nuestra Señora de El Rosario, la cual hoy en día es un patrimonio religioso de los salvadoreños como una de las últimas iglesias edificadas en la capital, que conserva un diseño arquitectónico moderno, enriquecido con influencia europea y única a nivel del continente.

Cómo es el diseño de la Iglesia El Rosario

Ubicada frente a la plaza Libertad, es una edificación que mide 24 metros de ancho y 80 de largo cuya forma es oval sin columnas, con 22 metros de altura.

En comparación a otros templos, la iglesia no tiene pilares que obstaculicen la visibilidad de los fieles hacia el altar.

La iglesia además tiene en su parte interior, entre su techo arqueado, trozos de vitrales que le dan luz natural en su interior, y a un costado, frente al altar mayor se encuentra el “ojo de Dios” que da la ilusión visual de un ojo grande que junto al altar mayor, y el ambiente, invitan a la reflexión.

Los vitrales por la tarde llenan de luces de colores el interior de la iglesia.

La edificación cuenta también con un Viacrucis hecho a base de trozos de hierro que el autor recicló de la construcción del templo, los cuales utilizó para crear las obras que representan cada escena del camino de Jesús hacia El Calvario.

Hasta la fecha se tiene conocimiento que en esa edificación están sepultados los restos de los hermanos Nicolás Aguilar, Vicente Aguilar, y Manuel Aguilar, próceres de El Salvador, elementos que hacen que el templo sea patrimonio, el cual es protegido por la convención de la Haya, y según el decreto número 38 de la Asamblea Legislativa de 1972, sea catalogado como lugar histórico.


Deja un comentario

estadisticas