El día de los difuntos en El Salvador

El día de los difuntos, también conocido como día de los fieles difuntos o día de los muertos es una tradición salvadoreña que se lleva a cabo el 2 de noviembre de cada año en todo El Salvador para recordar a los seres queridos que ya no están con nosotros.

El Día de los Difuntos

Cuándo es el día de los difuntos en El Salvador

Tradicionalmente en El Salvador, el 2 de noviembre se conmemora el día de los fieles difuntos, y este día en especial es aprovechado por la gente para comprar flores, pintura, cal, brochas y pinceles, conseguirse azadones, palas y piochas y en familia se dirigen hacia el cementerio en donde están enterrados los parientes mas cercanos, recientemente o con varios años de fallecido.

De hecho este es un día de asueto o festivo nacional tanto en empresa privada como en instituciones de gobierno para que las personas asistan a visitar a los camposantos donde descansan sus seres queridos.

Lee también:  Rondas infantiles de El Salvador

Historia del día de los difuntos en El Salvador

En realidad el 2 de noviembre es un día internacional en el cual se recuerda a los difuntos. Puede que haya nacido como una tradición pagana en tiempos inmemoriales y luego fue adoptado por la iglesia católica y por otras iglesias ortodoxas.

Aunque la iglesia siempre ha orado por los difuntos, fue a partir del 2 de noviembre del año 998 cuando se creó un día especial para ellos. Esto fue instituido por el monje benedictino San Odilón, Francia. Su idea fue adoptada por Roma en el siglo XVI y de ahí se difundió al mundo entero.

En El Salvador este día parece haber sido inculcado desde el siglo XVI en la época de la llegada de los españoles a nuestras tierras y fueron ellos quienes impusieron esta tradición religiosa que busca conmemorar y recordar la vida de las personas que ya no se encuentran en este mundo.

Cómo se celebra el día de los difuntos en El Salvador

Las tumbas de cemento se “chelean” con cal y se pintan las cruces de blanco o de otros colores, las letras de las lápidas se vuelven a pintar con colores dorados, plateados u oscuros con ayuda de pinceles, se adornan con flores de papel y bañadas en cera derretida de abeja para que obtengan una complexión dura y resistan mejor las inclemencias, o con coronas de ciprés llenas de flores artificiales o naturales.

Lee también:  Las alfombras del Viernes Santo

La gente desde muy temprano visita los cementerios para llevar flores a sus seres queridos, a esto se le conoce como “enflorar”. Las flores son naturales o artificiales.

Algunas personas también llevan músicos como mariachis para que les canten en la tumba del difunto y de esta manera recordar las canciones que le gustaban.

En la mayoría de cementerios también se celebran misas o cultos especiales para recordar a los seres queridos en esta fecha.

Comida típica del día de los difuntos

La comida típica también es degustada en este día. Pupusas de chipilín, tamales, yuca frita o las holuelas con miel de panelas sobresalen en estos lugares. También se acostumbra a hacer ayote en miel.


Artículos relacionados

También podrías leer...

Deja un comentario

estadisticas