Consuelo Suncin: La rosa (salvadoreña) que cautivó al principito

El Principito es una de las obras clásicas literarias más conocidas a nivel mundial. Se estima que de esta pieza literaria escrita por Antoine de Saint-Exupéry en 1942, se han vendido más 140 millones de copias.

A pesar del rotundo éxito, quizás muy pocos saben que la inspiración para crear esa obra fue producto del amor que Saint-Exupéry sentía por una mujer salvadoreña, originaria de Armenia, en Sonsonate.

Esa salvadoreña de la cual hablamos es Consuelo Suncin quien en 1931, fue presentada por un amigo, Benjamin Crémieux, a Antoine de Saint-Exupéry y el flechazo fue inmediato.

Consuelo contrajo matrimonio por tercera vez y se trasladó a Francia con su marido, convirtiéndose así en Consuelo de Saint-Exupéry .

Antoine y Consuelo de Saint Exupéry

Antoine y Consuelo de Saint Exupéry

Esta unión matrimonial duró quince años, pero fue muy turbulenta debido a la profesión de piloto de su marido y su gusto por la vida bohemia tras el éxito como artista y escritor y sus incontables amantes. Todo ello los distanció, no sin dejar de tener encuentros esporádicos durante los que vivían momentos de auténtica felicidad.

En el argumento de la obra, el autor habla sobre un pequeño príncipe proveniente del asteroide B612 que su avión se avería y cae en el desierto pero logra sobrevivir, en la trama también interviene un zorro y una rosa que es muy vanidosa, pero que requiere de especial cuido porque es muy frágil.

Lee también:  Jorge "Mágico" González

Se cree que esa rosa mencionada en la obra, fue inspirada y representaba a su esposa Consuelo y que el asteroide B612 fue inspirado en el país de El Salvador en el que también hay muchos volcanes, al igual que en el asteroide mencionado.

Su infidelidad y dudas acerca del matrimonio son simbolizadas por el campo de flores que se encuentra el pequeño príncipe en la Tierra. Sin embargo, es el zorro el que le dice que su rosa es especial, porque es a ella a la que realmente quiere.

Las referencias en el cuento infantil de Antoine de Saint-Exupéry a su esposa son más cariñosas que cualquier otro ensayo. A pesar de tener un matrimonio ‘sinigual’, Antoine guardó a Consuelo cerca de su corazón. Ella es un personaje importante en El Principito como su “flor”, que “creció” en su planeta y que él protege bajo una campana de cristal.

Durante la primera y segunda guerra mundial, el escritor colombiano, Germán Arciniegas, relató que cada uno habló sobre Consuelo como un volcán pequeño de El Salvador que vertió sus llamas en las azoteas de París y que «[ella] estaba siempre presente en cada una de las historias de su primer marido Enrique Gómez Carrillo y su segundo marido, Antoine de Saint-Exupéry.

Lee también:  José Matías Delgado (Biografía)

Antoine de Saint-Exupéry murió el 1 de agosto de 1944, durante la segunda guerra mundial, desaparecido en un avión que pilotaba y que se cree que se estrelló en una región de Francia llamada Tolón. Consuelo falleció en Gresse, Francia, el 28 de mayo de 1979.

La rosa que cautivó al Principito

Ese es el nombre de un libro escrito en el año 2002 por Gladys Suncín de Martínez, sobrina, nieta y ahijada de Consuelo, en el que se mencionan algunos detalles biográficos de interés sobre la salvadoreña y también se publican fotografías interesantes.

Este libro fue reeditado y agregado un nuevo capítulo extra con 40 páginas adicionales en su segunda edición de 2008. Actualemente puede ser comprado en las principales librerías del país al costo de unos $13, también se puede comprar en su versión electrónica tanto en español como en inglés por medio de Amazon, en el siguiente enlace.

También puede encontrar más información y fotografías en la página de Facebook: La rosa que cautivó al Principito.


1 comentario

  1. León dice:

    Muy bueno. Pero no escriban textualmente, sin citar, la información. Con unas palabras dentro del buscador se puede encontrar las fuentes y la información exacta que es tomada.

estadisticas