Los Chorros de la Calera

Los Chorros de la Calera sin duda representa un paisaje de la verdadera belleza natural que existe en El Salvador.

El agua que emana este lugar sale directamente de las rocas como chorros de agua fresca forman unas impresionantes cascadas. De allí su nombre Los Chorros de la Calera.

Los Chorros de la Calera

Para llegar a este impresionante lugar, es necesario caminar dos kilómetros, es decir aproximadamente 45 minutos desde la ciudad de Juayúa.

Si visitas este lugar por primera vez, te quedarás asombrado con la diversidad de flora, que más se asemeja a una jungla, pues la vegetación es primaria.

El agua cae del manantial como ”chorros” que se deslizan entre las rocas, y es bastante fría pero después de la caminata, un ”chapuzón” es muy reparador.

También se puede practicar rappel en este sitio, como un deporte extremo.

Siguiendo el sendero se puede llegar a dos piscinas en las cuales corre el agua que cae desde las rocas.

Lee también:  La belleza del Lago de Coatepeque

El agua llega hasta las rodillas, por lo cual incluso hasta los niños pueden disfrutar de este maravilloso lugar.


También podrías leer...

1 comentario

  1. Dayana dice:

    Es muy bonito ya e tenido la experiencia de visitarlo

estadisticas