Bombas populares de El Salvador

Cuando hablamos de bombas populares de El Salvador nos estamos refiriendo a expresiones graciosas que suelen usarse culturalmente para contar algún suceso divertido.

Las bombas salvadoreñas (también llamadas coplas salvadoreñas) son parte de nuestra cultura, ya que representan el folclore y la idiosincrasia del país. Pueden ser en prosa o verso y casi siempre destacan por ser expresiones en las cuales el humor y la poesía popular se mezclan.

En algunas de ellas se aprecia principalmente el tiempo en que los hombres buscan cautivar con picardía el corazón de una mujer. En el pasado eran muy usadas en los tiempos en los que los jóvenes andaban de novios y con estas bombas populares hacían reír a sus novias.

Bombas populares de El Salvador

Las bombas por lo general están formadas por cuartetas, normalmente tienen una rima consonante y en ocasiones pueden usarse como lucha para las palabras entre hombres y mujeres.

La entonación de estas expresiones puede también hacerse en forma cantada.

Así que aquí te dejamos algunas de ellas.

Bombas populares de El Salvador

Ayer pase por tu casa
me tiraste un limón,
el limón cayó en el suelo
y el zumo en mi corazón.

===

Te quiero linda mestiza
como el barco al vendaval
aunque ronques por las noches
y perfumes mi jacal.

Lee también:  Danzas tradicionales salvadoreñas

===
Bomba, bomba
nariz de moronga,
anda onde el herrero,
que te la componga.

===

Cuando la perica quiere
Que el perico vaya a misa,
Se levanta de mañana
A plancharle la camisa.

===

Allá en aquella lomita,
Estaba un torito comiendo,
Que en el suspiro decía:
Que gordito me estoy poniendo.

===

No te quiero por bonita,
Ni tanto por tu hermosura,
Sino por un olorcito
Quechás a piña madura.

===

Las ramas del tamarindo,
se juntan con las del coco,
si tu amor va precisando,
el mío va poco a poco.

===

Tírame la luna,
tírame el limón,
tírame las llaves
de tu corazón.

===

Ayer pase por tu casa,
Me tiraste una iguana,
Yo la tomé de la cola
Pensando que era tu nana.

===

En cuanto te vi venir,
le dije a mi corazón,
que bonita piedrecita,
para dar un tropezón.

===

Desde mi tierra he venido
Arrastrando mi tanate,
Sólo por venirte a ver,
Canillitas de zanate.

===

Del cielo cayo un pañuelo
bordado de mil colores
que en cada esquina decía:
El Salvador de mis amores.

===

Limoncito, limoncito
Cortado de una ramita,
Dame un abrazo apretado
Y un beso de tu boquita.

Lee también:  El Torito Pinto (información, letra y video)

===

Yo no tengo miedo a la muerte,
aunque la encuentre en la calle,
que sin la voluntad de Dios
ella no se lleva a nadie.

===

En el jardín de la vida
hay una sola verdad,
es aquella flor nacida
que se llama amistad.

===

No quiero perlas del mar,
ni perfumes del oriente.
Solo quiero tu amistad,
que perdure para siempre.

===

Después de quererme tanto
te juistes con mi patrón
pero me queda mi corvo
que me cuida más que vos.

===

Como atol de piñuelas
se cambea tu querer
¡Que sea cueshte o tetelque
lo mesmo me cae bien!

===

Desde mi tierra he venido
pasando ríos y puentes,
solo por venir a verte,
colochitos en la frente.

===

Yo soy una tortolita
que ahora empieza a volar,
échame granitos de oro
si me quieres cautivar.

===

Eres como la amapola
moradita cuando nace
eres como el marquesote
que en la boca se deshace.

===

Ya me voy despidiendo
verde cojoyo de caña
qué triste se pone el hombre
cuando la mujer lo engaña.

===

Ya la Luna ya salió
y el lucero no aparece
ya los pajarillos cantan
ya me voy porque amanece.


También podrías leer...

Deja un comentario

contador gratis