Aporreando frijoles

Uno de los alimentos que no pueden faltar en la mesa de los salvadoreños son los frijoles, también se usan para otras cosas como por ejemplo incluirlos en las pupusas revueltas (que incluyen queso y frijoles); de hecho se dice que lo que no puede faltar son los frijoles y el maíz para elaborar las tortillas.

Debido a lo anterior cada año en época de invierno miles de agricultores se dedican a cultivar la tierra y a sembrar frijoles ya sea para venderlos o para el consumo propio de su familia. Realmente es un duro trabajo que requiere de mucha paciencia desde la siembra, el abonado y el cuido de las plantas de frijol, hasta que finalmente llegan al punto en que se maduran y es tiempo de arrancarlos.

Cuando los frijoles se arrancan, se acostumbra a agruparlos en mazos que son colocados en zonas donde no toquen tierra como en las ramas de árboles pequeños para que el sol los seque hasta que esté bien secos.

Lee también:  Ciudad de San Salvador

El último paso de la tarea consiste en aporrear frijoles; se hace un tendido para evitar que los granos se salgan. Cuando hablamos de aporrear estamos hablando de colocar los mazos uno sobre otro y pegarles con un palo o garrote para que los granos o semillas se salgan. Por último se sacan los frijoles y se apartan de la basura de la planta seca.

Aporreando frijoles en El Salvador

También podrías leer...

Deja un comentario

estadisticas