Maribel Arrieta, primera finalista en Miss Universo 1955

Maribel Arrieta, también conocida como la “Marilyn Monroe salvadoreña” fue una destacada representante nacional que logró ser la primera finalista en el concurso de Miss Universo de de 1955 realizado en Long Beach, California.

Quedó registrada en la historia como la única salvadoreña que ha logrado quedar como primera finalista en dicho concurso en el que participan las mujeres más hermosas del mundo.

Maribel Arrieta

María Isabel Arrieta Gálvez nació en 1934 en San Salvador y a la edad de 21 años participó en el concurso que la lanzó a la fama, ya que también fue elegida como Miss Simpatía. De hecho muchos decían que ella sería la ganadora, por su gran parecido a Marilyn Monroe, un icono de la belleza femenina en esa época.

Algunas fuentes señalan que hubiera ganado el concurso, pero que un día antes salió a tomar el sol y eso hizo que su piel tuviera un tono rojizo lo cual era bastante notorio mientras desfilaba en traje de baño.

Lee también:  Monseñor Oscar Arnulfo Romero

Finalmente la ganadora fue la representante de Suecia Hillevi Rombin, mientras Maribel obtenía el segundo lugar, el cual es conocido como primera finalista.

Este suceso hizo que su popularidad creciera y por ello le dieron la oportunidad en México de participar en una película que fue filmada en 1955 y salida al público en 1956 llamada “Nos veremos en en cielo”, sin embargo la actuación no le llamaba la atención. Un año después, aparece en la portada de la revista LIFE en español en su edición de fecha 3 de junio de 1957.

En años posteriores trabajó como embajadora de El Salvador en Bélgica, hasta 1963. En 1961 se casó con el Barón Jaques Thuret, por lo que ella se convirtió en Baronesa, matrimonio en el cual procrearon tres hijos.

Al final de la década de 1970, los doctores le diagnosticaron cáncer en uno de los senos, con los que combatió un par de años. La enfermedad le causo la muerte en 1989, a la edad de 55 años.

Lee también:  Alicia Lardé, "una mente brillante"

También podrías leer...

Deja un comentario

estadisticas