La Siguanaba

La Sihuanaba, llamada comúnmente la Siguanaba es una leyenda salvadoreña muy popular en el país, quizás la más conocida de todas. Aquí conocerás en qué consiste.

La leyenda de la Siguanaba dice que una mujer, originalmente llamada Sihuehuet (Mujer Hermosa), tenía un romance con el hijo del dios Tlaloc, del cual resulto embarazada.

La Siguanaba

Ella era una mala madre porque dejaba solo a su hijo, el Cipitío, para estar con  su amante. El niño comía ceniza y estaba muy barrigón de tan descuidado que estaba por su madre.

Cuando Tlaloc descubrió lo que estaba pasando, maldijo a Sihuehuet. Le dijo: “Ahora te llamarás Sihuanaba (Mujer Horrible)“. Ella sería hermosa a primera vista, pero cuando los hombres se le acercaran, ella daría vuelta y se convertiría en una mujer muy horrible. La forzaron a vagar por el campo, apareciéndosele a los hombres que viajan solos por la noche.

Dicen que es vista por la noche en los ríos y quebradas de El Salvador, lavando ropa y siempre buscando a su hijo, el Cipitio al cual le fue concedida la juventud eterna por el dios Tlaloc como recompensa de su sufrimiento.

Lee también:  La Carreta Chillona (leyenda)

Según lo que cuenta la leyenda, todos los trasnochadores están propensos a encontrarla. Sin embargo, persigue con más insistencia a los hombres enamorados, a los don juanes que hacen alarde de sus conquistas amorosas. A estos, la Siguanaba se les aparece en cualquier poza de agua en altas horas de la noche.

La ven bañándose con guacal de oro y peinándose con un peine del mismo metal, su bello cuerpo se trasluce a través del camisón. El hombre que la mira se vuelve loco por ella y no puede resistir a acercársele. Entonces, la Siguanaba lo llama, y se lo va llevando hasta embarrancarlo. Enseña horrible la cara cuando ya se lo ha ganado y lo tiene cerca.

Para no perder su alma, el hombre debe morder una cruz o una medallita y encomendarse a Dios. Otras personas dicen que para espantarla debe decírsele estas palabras: “Adios comadre María, patas de gallina seca” y con eso sale corriendo.

Otra forma de librarse del influjo de la Siguanaba, consiste en hacer un esfuerzo supremo y acercarse a ella lo más posible, tirarse al suelo cara al cielo, estirar la mano hasta tocarle el pelo, y luego halárselo. Así la Siguanaba se asusta y se tira al barranco.

Lee también:  La Cuyancúa (Leyenda)

Otras versiones dicen que debe agarrarse de una mata de escobilla, y así, cuando ella tira de uno, al agarrase la víctima de la escobilla, ella siente que le halan el pelo. Esta última práctica es más efectiva, ya que es el antídoto propio que contrarresta el poder maléfico de esta mujer mágica.


Artículos relacionados

También podrías leer...

8 comentarios

  1. Paola army dice:

    Me gusto solamente no tiñe muchos dibujos SORRI XD

  2. Stefany🙃 dice:

    Está súper bonita gracaias

  3. soy luna dice:

    nesesito el nudo desenlace y final en dibujo

  4. Marcelo dice:

    Esta muy completa la historia y esta bien gracias al q se tomo el tiempo de hacerla esto lo tendremos q dramatizarla

  5. The swagg :v dice:

    Hey hice el dibujo bien chidory y q siguanaba mala v:

  6. ronaldo dice:

    hola espero que les guste esta leyenda

  7. blanca dice:

    Q lindoxxx

  8. emma swan dice:

    QUE SUSTO PERO NO ES VERDAD TODO ES MENTIRA XD

estadisticas