La Cuyancúa (Leyenda)

La leyenda de la Cuyancúa o Cuyancuat, es una historia bastante relatada en el municipio de Izalco, en Sonsonate; lugar donde aseguran que se aparece por las noches como una especie de animal mitológico de un gran tamaño.

Su apariencia es extraña, la mitad del cuerpo de abajo tiene forma de culebra y la mitad de arriba tiene forma de cerdo.

Es un ser de la mitología Maya que anuncia la lluvia, especialmente cuando habrá un temporal.

Cuentan que cayendo el anochecer, al norte de Izalco, se escuchaba un graznido o chillido muy tenebroso que era seguido de fuertes turbulencias bajo la tierra, que sumía en pánico a las familias de los barrios de ladinos e indígenas.

Debido a esto, los lugareños se encerraban en sus casas desde muy temprano. Este sonido se escucha principalmente en los alrededores de los ríos y quebradas. Este ser se arrastra para buscar alimento y suele esconderse en las acequias de Izalco, Caluco, Nahuilingo y San Ramón.

Lee también:  La Carreta Chillona (leyenda)

Quienes la escuchan se encomiendan a Dios, se ponen en actitud pacífica y cierran sus ojos, piensan en lo que anuncia el animal: Temporales, fuertes tormentas, inundaciones.

Personas que trasnochaban aseguraban haberse visto de frente a este temido animal, lo cual les produjo tal impacto que cayeron desmayados y privados del habla. Tiempo después, al salir del trance originado por el miedo, esos protagonistas de la leyenda viviente narrarían sus experiencias a sus familiares y amigos, en los que brindarían detalles de esa visión legendaria, de esa serpiente en que se funden el misterio y el espanto.

Para quien se anime a buscarla, la Cuyancúa se mantiene en los alrededores del balneario Atecozol. Se arrastra por las orillas de los riachuelos, se enrolla en los árboles y desaparece de la vista humana por algún tiempo.

Poco después se le oye por Nahuilingo, se desliza por los ríos va a asustar a las lavanderas del Río Grande. Vuelve y se escucha en Caluco o San Ramón…

Lee también:  Leyenda del Padre sin Cabeza

Otra parte de la leyenda, asegura que la Cuyancúa hace que brote agua de la parte de tierra en donde escarbó para echarse. De allí mana un agua limpia y fresca, que se puede beber sin ningún riesgo por eso es que en los municipios que frecuenta existen tan hermosas vertientes.

Se dice que este ser mitológico que tiene cierto dominio sobre las aguas de los ríos y la lluvia…


También podrías leer...

9 comentarios

  1. Eric dice:

    Con todo lo leído
    solo ratifica que El Salvador es bello
    Siempre tenemos algo bueno que decir de él
    Todos los días nacen niños bellos todos los días un salvadoreño hace lo correcto
    Y se pueden decir mil cosas bellas
    solo nos queda ahora orar y orar para que todo lo malo que pasamos desaparezca no bajemos la cabeza y sintámonos orgullosos de donde somos
    y a ustedes la adm.gracias por recordarnos todo esto

  2. Marvin Diaz dice:

    De que época o año es ?

    • Admin dice:

      No existe una fecha exacta porque son relatos que se han transmitido de generación en generación, pero puede que date desde antes de la llegada de los españoles a nuestras tierras.

  3. dianne dice:

    yo no sabia de esto solo se de las historias principales

  4. Misael dice:

    Interesante,ademas me sacaré una buena nota

  5. el papu luison dice:

    solo por la tarea esta chiva seguro me saco un diesote

  6. coni dice:

    Muy interesante y de miedo a la vez pero lo q importa es q me voy a sacar buena nota…jajaja

  7. mery cordero dice:

    muy interesante

contador gratis