Resumen de la historia de El Salvador

Cuzcatlán, la principal metrópoli de los indios pipiles de El Salvador Precolombino, era desde la antiguedad “ciudad célebre por sus riquezas y el poderio de sus príncipes”, y se asentaba al pie de las colinas de la Cadena Costera en derredor del lago sagrado de Cuzcatlán.

El Salvador, breve historia

Cuzcatlán

Esta urbe indígena, dinámica, próspera y floreciente, fue fundada en 1054 por el último de los soberanos de Tula del Anihuac: el rey Topilzin Acxitl o Quetzalcóhuat II, Ilamado también Co-Acatl (1-Cal-aa) y Moconetzin (“el Niño de Maguey”), asentada en el valle del volcán de Quezaltepec y el río Acelhuate.

Durante cinco siglos, Cuzcatlán o Cuzcatlin reafirmó su categoria de gran ciudad y fue el centro motor de la civilización pipil.

En la primera mitad del Siglo XVI eran imprecisos los límites jurisdiccionales de las gobernaciones de Guatemala, a cargo de Pedro de Alvarado, y de Nicaragua, presidida por Pedrarias Dávila.

Por esa época, los pilotos Pedro Miguel y Pedro Corzo recorrieron el litoral Sur del actual territorio salvadoreño.

En una carta dada en León Viejo, el 15 de enero de 1529 y dirigida por el Gobernador de Nicaragua Pedrarias Dávila al Emperador Carlos V de Alemania y I de España, se lee que han “divisado a Nequepio (nombre que los chorotegas o mangues daban a Cuzcatlin), al poniente por la Mar del Sur hasta Cuzcatlin”.

Andrés Niño, descubridor de El Salvador

El 26 de enero de 1522 partió de Tararequi la expedición del capitán Gil González de Avila y el piloto mayor Andrés Niño, la cual llegó sin novedad a cabo Hermosa o puerto de La Herradura, en la extremidad Sur de la península de Nicoya.

Aqui desembarcó el capitán y el grueso del ejército, que realizarían la conquista de la Isla de Nicoya y costa meridional de Nicaragua. Mientras, Andrés Niño seguiría navegando hacia el Poniente, en busca de un estrecho o canal que pusiera en contacto a los océanos Pacífico y Atlántico.

Lee también:  Plancha de carbón

En este viaje, Niño descubrió la Bahía de Corinto (Nicaragua) a la que denominó La Posesión, en seguida, un hermoso golfo al que Ilamó Golfo de Fonseca, en honor a fray Juan Rodríguez de Fonseca, y a una isla redonda y poblada (Meanguera), la nombró Petronila, en honor a una sobrina muy querida de aquel prelado y funcionario español o bien porque arribó a dicha ínsula el 31 de mayo de 1522 día consagrado por la Iglesia Católica, Apostólica y Romana a la Santa de ese nombre.

Después descubrió la bahia de Xiriualtique (Jiquilisco), la desembocadura del Río Grande de Lempa, la punta Remedios y llegó hasta el golfo de Tehuantepec, en México. Andrés Niño fue el descubridor de El Salvador y la isla de Meanguera la primera tierra salvadoreña pisada por el soldado español.

Origen del Nombre de El Salvador

La festividad católica del Santísimo Salvador rememora el milagro bíblico de la Transfiguración del Señor en el Monte Tabor, cuando en presencia de San Pedro, San Juan y Santiago se presentó, según los Evangelios, glorioso ante Moisés y Elías.

Esta solemnidad litúrgica de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue instituida en 1457, por el Papa Calixto III, en acción de gracias al Divino Salvador del Mundo por la victoria que en el año precedente obtuvieron en las puertas de Belgrado los ejércitos cristianos sobre las fuerzas invasoras musulmanas capitaneadas por Mahomet III. Victoria que detuvo la penetración de los turcos en la península de los Balcanes.

A partir de estos hechos, muchas poblaciones y lugares fueron designados en la Europa cristiana con el nombre de San Salvador y muchas iglesias colocadas bajo la advocación o patronato del Divino Salvador del Mundo.

Al descubrir Cristóbal Colón el continente americano y la isla de Guanahani, primera tierra encontrada después de largos días de navegación por el Mar Tenebroso, la bautizó con el nombre de San Salvador.

Lee también:  Quién fue el primer presidente de El Salvador

San Salvador, una villa fundada en 1525

Es el 19 de Abril de 1525, al organizar Pedro de Alvarado una segunda expedición contra Cuzcatlán y confiar el éxito de esta travesía a su hermano Gonzalo de Alvarado, ordenó que a la villa que allí se fundara se le diera el nombre de San Salvador y conforme a la usanza de la época, en nombre y representación de su hermano el capitán Pedro de Alvarado, eligió como Alcalde 19 de esta urbe de civilización europea a Diego Holguin.

La iglesia de esta nueva colonia europea, confiada al cura Francisco Díaz, fue colocada bajo la advocación del Santísimo Salvador o Divino Salvador del Mundo, cuya celebración litúrgica ocurre el 6 de agosto de cada año, rememorando el milagro bíblico de la Transfiguración del Señor en el Monte Tabor.

Durante la colonia, en derredor de esta antigua villa, elevada al rango de ciudad el 27 de septiembre de 1548 por el César Católico Carlos V de Alemania y I de España, se creó con capital en esta ciudad, la Alcaldía Mayor de San Salvador, que abarcó originalmente las provincias de Cuzcatlán, San Vicente, San Miguel o Chaparrastique y Choluteca, y que, con excepción de esta última, se constituyó en 1786 la Intendencia de San Salvador.

Además de esta unidad político-administrativa existió durante la colonia en el territorio hoy de El Salvador, la Alcaldía Mayor de Sonsonate o Provincia de los Izalcos.

En 1824 se reunieron en la ciudad de San Salvador los diputados de la intendencia de San Salvador y de la Alcaldía Mayor de Sonsonate y acordaron constituir un estado federal, con el nombre de El Salvador, denominación que se confirmó al emitirse el 12 de Junio de 1824 la Primera Constitución Política del país.


Deja un comentario

estadisticas