Historia

Nombre oficial de El Salvador

El nombre oficial de El Salvador es el nombre con el cual se le conoce de manera estandarizada a el país, tanto dentro de su territorio como fuera de sus fronteras patrias.

Anuncios

Aquí te contamos un poco más sobre este interesante tema que todos los salvadoreños debemos conocer.

Nombre oficial de El Salvador

Pues bien, el nombre oficial de El Salvador es “República de El Salvador”. Seguramente te preguntarás por qué.

Anuncios

El nacimiento de este nombre surge hacia finales de 1823 y comienzos de 1824, cuando la Alcaldía Mayor de Sonsonate decide integrarse a la Provincia de San Salvador para fundar juntos el Estado salvadoreño como parte de las Provincias Unidas del Centro de América. Puede que este nombre haya sido elegido en honor al Divino Salvador del Mundo, patrono de la nación.

Después de la independencia que las naciones centro americanas tuvieran de España, nuestro país era conocido simplemente con el nombre de “Estado del Salvador”, tal y como se menciona en la primera Constitución decretada en 1824 en San Salvador.

Sin embargo, en las siguientes décadas ese nombre tuvo muchas confusiones en las que se citaba el nombre del país únicamente como “Salvador”, “del Salvador” o “El Salvador”.

Por tal situación, en 1915 se dio un decreto mediante el cual se declaró que el nombre oficial del país sería “República de El Salvador”, sin embargo no fue efectivo sino hasta en 1958, cuando El gobierno de esa época aclaró con un nuevo mandato, a sus ciudadanos y al mundo entero de manera definitiva cuál era su nombre propio y oficial con el que se debía identificar la República.

Para que el conocimiento de este nombre fuera efectivo a nivel internacional, el cuerpo diplomático de ese momento jugó un papel importante en darlo a conocer.

Cuando el nombre de El Salvador vaya asociado a las palabras República o Estado, se escribirá: República de El Salvador o Estado de El Salvador; no se podrá suprimir la palabra “El” ni hacerse la contracción “del”.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía