Leyendas

Leyenda del Cipitío

Anuncios

Una de las leyendas más famosas que se han conocido a lo largo de la historia en El Salvador es la leyenda del Cipitío. En esta ocasión queremos presentarte esta leyenda y contarte en qué consiste, así como nuestros abuelos nos contaban antes en las noches para que nos diera miedo.

Leyenda del Cipitío

De acuerdo a la mitología Salvadoreña, el Cipitío también conocido como Cipitillo, era hijo de la Sihuanaba, que en un principio era conocida como Sihuehuet (Mujer hermosa). Cuenta la leyenda que esta mujer traicionó de forma infiel al Dios Sol, con el Dios Lucero de la Mañana, por lo que el dios Tlaloc condenó tanto a la madre como al hijo. A la madre la condenó a ser una mujer errante y al niño a nunca crecer, y conservarse por siempre en la edad de diez años.

La Sihuanaba también es otra leyenda popular en El Salvador. Esta mujer baga errante por los ríos y se aparece a los hombre como una mujer bonita, pero más tarde se convierte en una mujer fea que puede hasta dejarlos locos para siempre.

Anuncios

El Cipitío fue maldecido a quedarse como un cipote para siempre, aunque pasaran los siglos. Cuentan que hace algunos años, cuando nuestros abuelos eran jóvenes era mas común encontrar las huellas de un niño en las cenizas de la leña del horno, cualquiera pudiera pensar que es una travesura, pero… quizá no lo sea, a el Cipitío le encanta revolcarse entre la ceniza, y comer mucho de ella.

El Cipitío se caracteriza por se pequeño y también barrigón, tiene un enorme sombrero en su cabeza y se cuenta que sus pies son al revés, por eso cuando intentan seguirlo se pierden en sus huellas.

El Cipitío es un personaje inofensivo, que no hace daño pero que si molesta con sus bromas y sus risas burlonas. Su espíritu es burlón, se esconde en los matorrales a las orillas de los ríos y quebradas para esperar a las muchachas bonitas que llegan a lavar o bañarse ahí. Cuando las ve, les dice unos piropos y les tira florcitas y piedritas, pero ellas no lo pueden ver.

Cuentan que cuando el Cipitío persigue a una muchacha es difícil que se aleje, la solución para alejarlo es que la muchacha coma dentro de un inodoro, sentada en la tasa. Esto es porque el Cipitío odia los malos hábitos y por lo tanto se aleja rápidamente.

El Cipitío es un personaje de la mitología Salvadoreña, su leyenda ha ido contándose de generación en generación, y a pesar de que aveces se le agregan algunos detalles más, la esencia de la leyenda sigue siendo la misma.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

Mostrando 13 comentarios

  1. Fernando dice:

    Esta chiva soy salvadoreño para tarea sirve

  2. Jacqueline dice:

    Esto es muy bonito, y la lectura es muy interesante…

  3. Santos Cuéllar dice:

    Que bueno que conserven estás leyendas y que sea puedan encontrar atravez de el Internet

  4. Francisco dice:

    Me gusta mucho estas leyendas soy sañvadoreño

  5. Diana Zetina dice:

    Me gusto mucho la leyenda. Yo soy mexicana, pero mis abuelos maternos son salvadoreños.

  6. gerardo dice:

    linda leyenda:)

  7. daniel dice:

    las leyendas salvadoreñas son relatos que la gente da por que le a ocurido

  8. fernanda dice:

    Es muy linda

  9. ERNESTO dice:

    MEJUSTA LAS LEYENDAS DE LA CARRETA CHILLONA.

  10. mireya dice:

    ta linda la leyenda XD 🙂

  11. tereza dice:

    Ami me a gustado por que nos enseña a saber mas sobre nuestro pais nuestro querido el salvador bueno ami me a gustado sigan asi bay bay jajajajajajajajajajajajaja 🙂 espero que les guste mi comentario y tambien la leyenda.

  12. La Mende'z dice:

    Jajajaja XDD
    Algunas leyendas mas??
    jaja xDD OKNO